lunes, 12 de diciembre de 2016

PLANTAS CARNÍVORAS, INCREIBLES DEPREDADORAS DE LA NATURALEZA


   De plantas carnívoras va nuestra publicación. ¿CARNIVORAAAAAAS? ¿Plantas que comen carne? ¿Enormes vegetales con dientes que devoran personas? Si volvemos a fiarnos en lo que reflejan las pelÍculas de cine, podríamos pensar que sí. 

  
  En 1986 aparece en la cartelera una curios película, "La pequeña tienda de los horrores" , una cinta de dudosa calidad que asombrosamente tiene dos nominaciones a los oscar.  En ella, Seymour, un joven dependiente de una floristería, está enamorado de su compañera Audrie, Un día, justo después de un extraño eclipse, Seymour compra una pequeña plantita, a la que bautiza como Audrie II. La planta comenzará a moverse e incluso a hablar con Seymour, muy simpaticona ella, muy cachonda la verdad. Acaba por convertirse en toda una atracción para la ciudad. Lo que nadie sabe es que se trata de un ser abominable que se alimenta de sangre humana.


   De plantas carnívoras, sabe más que yo una de mis alumnillas de 1º ESO B, es Julia la que va a desarrollar este artículo como broche final al tema 3 con el que finalizamos el trimestre.

   Todos creemos que las `las plantas carnívoras ´ tienen una gran boca con dientes afilados y que son capaces de arrancarte la mano de un bocado...



   Las plantas carnívoras (insectívoras) se alimentan de los insectos que caen en sus trampas atraídos por un dulce olor, una vez que el insecto esté dentro de la trampa cierra todas sus salidas para que quede atrapado. En un principio los científicos las llamaron insectívoras, sin embargo observaron que eran capaces de atrapar animales como peces, ranas, gusanos, escorpiones, aves y reptiles así que se les denominó plantas carnívoras. 

   Esto no lo hacen para alimentarse, sino  para obtener nutrientes necesarios para ellas y que escasean en su medio, ya que estas plantas crecen generalmente en lugares donde el suelo es pobre, en especial en nitrógeno, como las tierras ácidas pantanosas y los farallones rocosos. 

   Posteriormente, sintetizan enzimas digestivas (proteasas, fosfatasas, lipasas, amilasa...) que son secretadas para la digestión del insecto. Algunas plantas carnívoras utilizan bacterias simbióticas que son las que digieren los animales (Darlingtonia). Otras especies son simbiontes con insectos, como Roridula y el insecto Pameridea roridulae, el cual se nutre de los insectos que hay atrapados en la planta y esta se nutre de los excrementos del insecto.

   Existen distintos tipos de trampas y estrategias para la captura de sus víctimas.

  1. Las trampas activas son aquellas que cazan a sus presas por medio de movimientos
    brusco, dejándolas encerradas sin poder escapar.
  2. Las trampas pasivas son en las que no se produce movimiento para la captura, de
    forma que las presas quedan atrapadas por líquidos, sustancias pegajosas…

  • Con pinzas

Son las que usan en sus trampas cilios detectores, que es lo que hace que cuando algo los roza, la planta se cierre

 


  • Pelos pegajosos

   Poseen hojas que que segregan un fluido viscoso con un aroma similar al de la miel. Cuando un insecto se posa en la hoja, queda atrapado en los pelos pegajosos y las hojas se repliegan sobre sí misma quedando el insecto atrapado y listo para ser digerido.


  • Trampas de caída

   Estas plantas también se conocen como plantas odre. Estas trampas tienen forma de jarrón o de copa y al fondo tienen líquido acuoso donde los insectos se ahogan. Estos son atraídos por aromas que producen los bordes de la trampa y cuando se posan, resbalan y caen adentro, y una vez ahogados, la planta los digiere. 


  • Trampas mecánicas

   Son las más complejas y rápidas. Estas plantas acuáticas poseen numerosas trampas en cada tallo que se asemejan a globos diminutos. Cada trampa tiene una trampilla muy pequeña que suele estar bien cerrada. Para tender las trampas, la planta bombea hacia afuera una parte del agua. Si un diminuto animal nada demasiado cerca de la trampa, roza unas cerdas que se encuentran pegadas a la trampilla. La trampilla se abre y la trampa absorbe agua, arrastrando al animal hacia adentro. Luego la trampilla se cierra y digiere al animal.

 

  • Trampas de langosta-olla

   Se especializan en cazar protozoos, a los que atraen de forma química. Una hoja en forma de Y permite a la presa entrar pero no salir. Los pelos que apuntan hacia adentro obligan a la presa se ​​mueva en una dirección en particular. La presa entra en la entrada de espiral que las bobinas alrededor de los dos brazos superiores de la Y se ven obligados a moverse hacia el estómago. 


  •  Combinación de trampas

   Un mecanismo utilizado únicamente por Drosera glanduligera, en la que combina características de las trampas de pinza y de sus trampas de pelos pegajosos, estas últimas comunes en las demás droseras 

ALGUNAS CURIOSIDADES
  1. En España la más común es la Venus atrapamoscas
  2.  Estas plantas son muy inteligentes y se alimentan como los seres humanos…¡no de ellos
  3. La planta carnívora más grande del mundo fue encontrada por Aaron Ellison y mide 41 cm.
  4. Charles Darwin escribió el primer tratado conocido sobre estas plantas en 1875

       Si en el futuro hubiera un Apocalipsis de plantas carnívoras ¿Qué harías?

2 comentarios:

  1. Julia será pequeña, pero lo que sabe de plantas!! Me ha gustado mucho el artículo. Ah! si hubiera un apocalipsis de plantas carnívoras, me haría vegetariano!!! Un saludo y enhorabuena de nuevo, a la alumna y al profesor.

    ResponderEliminar
  2. Ella no lo sabe, pero ha podido disfrutar de tu blog en una de mis clases ;) Yo si hubiese un apocalipsis de plantas carnívoras quiero que quede por delante que he votado a los verdes en más de una ocasión. (a ver si sirve pa librarme)

    ResponderEliminar