jueves, 21 de mayo de 2015

LECCIÓN DE ECOLOGÍA EN LOS SIMPSON: INTRODUCCIÓN DE ESPECIES EXÓTICAS.

   Día de feria, paseando con los niños y en el stand de al lado las típicas tortuguitas en su piscinita con la palmerita y todo, muy bonicas... ¿Angelito, quieres una tortuguita? ERROOOOOOOOOOOOOOOOOOOR. 



   Lo primero es que está científicamente comprobado que Angelito se cansará a la semana de dar de comer a la tortuguita (en realidad un galápago americano) y te va a tocar pringar a ti. Segundo, la tortuguita crecerá (esta especie puede llegar a alcanzar los 30 cms) su piscinita olerá mal y acabará siendo un incordio....es fácil que acabe por el vater abajo o que la liberes en una charca cercana pensando que, cual orca Willy en la película, será feliz y dichosa en su vida futura....ERROOOOOOR... lo más fácil es que muera o se convierta en ...TATATATACHAAAAAN...UNA ESPECIE INVASORAAAA¡¡¡


¿Pero Sr Mc Clure qué es una especie invasora?

   La Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, define una Especie Exótica Invasora  como “aquella que se introduce o establece en un ecosistema o hábitat natural o seminatural y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa, ya sea por su comportamiento invasor, o por el riesgo de contaminación genética”.

   Para entendernos,  veamos este ejemplo de mis archiutilizados Simpson. 



   En este clarificador ejemplo, la rana mascota de Bart es introducida en el continente australiano, al ser liberada por error se convierte en una especie exótica invasora o especie alóctona que va a traer graves consecuencias para las especies autóctonas (es decir, especies que son características de una determinada región o país)


   Las Especies Exóticas Invasoras constituyen una de las principales amenazas para la biodiversidad, ya que son uno de los factores que están contribuyendo en mayor medida a la rápida y masiva pérdida de especies de las últimas décadas. Por otro lado, representan un notable impacto en las economías de los países afectados. 


   Las EEI son la primera o la segunda causa de pérdida de biodiversidad, según fuentes que barajan, probablemente, diferentes puntos de vista. Según el Libro Rojo de la UICN de 2004, las EEI son responsables de poner en peligro al 5,4% de las especies con algún grado de amenaza (1284 de 23.675).


Los principales problemas que pueden ocasionar las Especies exóticas Invasoras son:


1. Pueden provocar el desplazamiento de especies nativas. Por ejemplo la introducción del Lucio en nuestros ecosistemas acuáticos ha supuesto un grave problema debido a su voracidad. En estos lugares está depredando sobre las poblaciones autóctonas de endemismos ibéricos, que al no haber evolucionado junto a un depredador de este tipo están sucumbiendo al no tener desarrollados mecanismos de defensa frente a este pez


2. Las EEI pueden hibridarse con las especies nativas con la consiguiente contaminación genética. Un caso actual es el cruzamiento entre el jabali salvaje de nuestros bosques mediterráneos y el cerdo vietnamita traido como mascota y que muchas veces escapa o es liberado. 

3. Las EEI pueden alterar las redes de interacción entre especies de la comunidad. Por ejemplo, el conejo fue introducido en Australia en 1859, importado para el entretenimiento de los cazadores. En 50 años colonizó en Australia una extensión equivalente a la mitad de Europa, avanzando unos 100 km anuales debido a su gran capacidad reproductiva. Una hembra adulta es capaz de tener 40 crías al año. La gran proliferación del conejo provocó efectos devastadores. El conejo invasor acabó con los pastos que comían los animales autóctonos, provocando la extinción de especies nativas y arrasando los bosques

4. Las EEI pueden alterar las condiciones del ecosistema nativo. Durante décadas los ingenieros forestales españoles optaron por repoblar nuestros bosques con eucaliptos, debido a su rápido crecimiento y su utilidad para obtener pasta de papel. El Eucalipto acidifica el terreno sobre el que se asienta, consume grandes recursos hídricos y es un feroz competidor que desplaza al resto de la vegetación autóctona. 


5. Las EEI pueden arrastrar enfermedades ante las cuales la fauna autóctona no tiene defensas. Por ejemplo,  la introducción del cangrejo rojo americano arrastró la introducción de un hongo (Aphanomyces astaci) causante de afanomicosis o "peste del cangrejo"que ha supuesto la práctica desaparición del cangrejo autóctono d elos rios españoles.

   En España existen alrededor de 500 especies de plantas invasoras y cerca de un centenar de animales, entre los que destacan las 25 especies de peces de agua dulce que en la actualidad constituyen el 30% del total de especies de fauna piscícola. Además se ha constatado la presencia de 108 especies de mascotas

Son muy llamativos los casos de:




  

   Para evitar ser parte del problema y contribuir a ser parte de la solución  evita comprar animales exóticos y si tienes uno, no lo abandones en la naturaleza. Planta preferiblemente especies autóctonas y adaptadas al clima mediterráneo en tu jardín, en lugar de especies exóticas


   
 


3 comentarios: